viernes, 2 de octubre de 2009

CASI UNA ESTADISTICA MÁS DE FEMINICIDIO EN EL POBLADO DE NINA RUMI

Estimados amigos del Blog Escribiendo Derecho.

Desde la calurosa ciudad de Iquitos, remitimos un reporte que justamente se enmarca en vuestra preocupación, a propósito de su reflexión respecto de la Ley 26260, sobre Protección contra la violencia familiar en nuestro país, sobre el incremento de los índices de violencia en nuestro país. Un aspecto específico en esta temática son los casos de feminicidio, que progresivamente van aumentando a nivel de Loreto y en todo el Perú.

Aquí un reporte de un casi feminicidio en la comunidad de Nina Rumi, un pueblo rural del distrito San Juan Bautista (sur de la ciudad de Iquitos) y que nos gustaría fuera publicado en vuestro blog, pues reporta la capacidad de respuesta de un pueblo cuando éste se organiza para enfrentar este y otros problemas que van enfrentando, sobre todo cuando son víctimas de exclusión social. Agradeciendo la deferencia.

Atentamente,

Psic. Faviola Mares Quispe
Coordinadora del Proyecto Punchi Warmi (Fuerza Mujer): Fortaleciendo capacidades para el ejercicio de ciudadanía en mujeres de OSB del distrito San Juan Bautista, implementado por la Municipalidad Distrital San Juan Bautista.

GILDA YUPE - CASI UNA ESTADISTICA MÁS DE FEMINICIDIO EN NINA RUMI(*)

Por: Psic. Faviola Mares Quispe(**)

San Juan Bautista, 20 Set. Doña Gilda (51 años), con 8 hijos, criando aún al último de ellos, de 11 años de edad, podría ser hoy una estadística más de las víctimas de feminicidio en la Comunidad de Nina Rumi del distrito San Juan Bautista (Maynas-Loreto). Una más, que en manos de su pareja, hubiese caído como consecuencia de la violencia, el alcohol y el cuchillo que no terminó clavado en su espalda, gracias a la acción rápida de ésta. Habiendo logrado huir con su hijo hasta la vivienda de una vecina, quien decididamente logró llamar al teniente gobernador y a la Policía de Carreteras para que llegue a Nina Rumi y detenga al agresor. Sometida a permanente maltrato físico y psicológico, aislamiento del marido, obligada a no salir para evitar mayor agresión, doña Gilda hoy vio de cerca la muerte.

Sería ésta una más de las historias de las que los medios de comunicación masiva nos han acostumbrado a leer o escuchar, si no fuera porque un pequeño grupo de mujeres aún, va despertando y generando reacción frente a tal fenómeno; aunque doblemente asustadas porque el marido, a las 24 horas de haber sido detenido, salió libre y llegó para amenazar de muerte a las mujeres que habían defendido a la esposa, hoy protegida por sus vecinas. Cómo describir los procesos que se van generando en las comunidades intervenidas por el proyecto Punchi Warmi, cual explosión de procesos que se viven simultáneamente y que va transformando la vida de las familias de estos pueblos, por lo general excluidos por un sistema que aún no logra entender lo que realmente significa descentralización de poderes.

Una de las causas por las que nunca denunció doña Gilda, son el no acceso a servicios de defensa de derechos. La comisaría está muy lejos, no existe un consultorio jurídico gratuito en el distrito. Para que acceda al Centro Emergencia Mujer, tiene que cruzar tres distritos. Eso ocurre todos los días y aún hemos hecho muy poco al respecto. Nuestra municipalidad ha firmado un convenio con el Colegio de Abogados de Loreto que revisaremos para ver la posibilidad de iniciar un proceso de atención descentralizada en Defensorías Comunales.

Con respecto a la intervención en el marco del Proyecto Punchi Warmi, (implementado desde agosto 2008 en todo el distrito), el lunes 21 de setiembre, un facilitador del equipo, Jesús Donayre acompañó a doña Gilda al médico legista y a la Comisaría para que brinde su declaración. Nota aparte es que a pesar de tanta inversión por lograr sensibilizar a todos los actores que intervienen en la ruta de atención en violencia, aún no se logra reconocer que el maltrato psicológico también deja huellas. Nos ha costado mucho hacer entender al médico legista este hecho, al notar que restó atención a la denuncia de doña Gilda, por no presentar aparentemente moretones en el cuerpo, habiendo centrado su evaluación en cuántos golpes recibió.

El marido, se fue a la pesca y por lo general vuelve luego de 3 o 4 días. Es probable que no vaya a dar su declaración, por lo que buscaremos mecanismos de protección para la vida de esta mujer, que ve como se aleja su posibilidad de derecho a una vida sin maltrato para ella y su menor hijo, expuestos a una nueva agresión en cualquier momento, por ahora, alojada en casa de una vecina. Cuando averiguamos la causa de la agresión, Doña Gilda nos comenta que el marido “la cela porque asiste al Punchi”. Entraremos nuevamente a Nina Rumi, esta vez con esquema de articulación de todos los comités de gestión que existen en la comunidad y autoridades comunales para fortalecer campaña de prevención en violencia,

NUEVO COROLARIO DE UNA DOBLE VICTIMIZACIÓN

San Juan Bautista, 24 set. Para quienes conocemos el ciclo de la violencia, sabemos que la fase de explosión puede ser intensa, pero muy corta también. Luego de 4 días de larga espera, doña Gilda, pasó de la fase de explosión a la fase de reconciliación con la pareja, por más grave que haya sido la agresión, utilizado a su pequeño hijo de 11 años, amenazándolo con el cuchillo en el cuello para obligarla a que salga de la vivienda donde la habían refugiado sus vecinas, la tarde del sábado 19 de setiembre.

Obviamente, esto ocurrió, luego del viacrucis que ha significado el largo itinerario y los obstáculos que tuvo que enfrentar Doña Gilda con los operadores de servicios que intervienen en la ruta de violencia.

Primer obstáculo: Sábado 19 Set, 3:00 pm: Comunidad Nina Rumi. Ocurre la agresión, interviene la Policía de Carreteras, se genera el primer parte policial, detienen al agresor, pero no es posible continuar con la denuncia, pues el médico legista no atiende casos de violencia familiar, \"eso puede esperar\".

Segundo obstáculo: Domingo 20 Set. 10 am. A pesar que fue detenido el marido,
por intervención de la Policía, ante la inminente tentativa de homicidio y con testigos presentes, no ha sido suficiente para que siga el proceso de investigación. Se libera al agresor. Regresa al pueblo y amenaza a las vecinas de matarlas. Luego, desaparece.

Tercer obstáculo: Lunes 21 Set. Durante el examen del médico legista, se resta atención al reporte de agresiones verbales, insistiendo que la víctima, le señale las partes del cuerpo donde supuestamente había recibido los golpes. A pesar que ésta insistía en las humillaciones, insultos y demás agresiones verbales a las que siempre es sometida por la pareja. Ha sido necesaria la intervención de nuestro compañero Jesús Donayre, facilitador del equipo, quien la acompañó en la diligencia, para insistir en la gravedad del caso, dado el riesgo que había corrido la vida de doña Gilda con el intento de
homicidio con arma blanca, incluyendo a su menor hijo. Como se reporta violencia psicológica, el informe del médico legista no registra días de atención médica, ni días de descanso. Total, es \"sólo violencia psicológica\" (según lo repetía el policía en la diligencia posterior durante la denuncia).

Cuarto obstáculo: El mismo lunes 21 y luego de horas de espera para el examen médico-legal y otras tantas en la Comisaría, Doña Gilda no es atendida en la Delegación de 9 de Octubre, dado que había otros casos \"más urgentes\"
que atender. Motivo por el cual fue referida para que volviera dos días después. Habiéndosele entregado una nueva citación para ella y la pareja, con una diferencia de dos horas. Sin tener en consideración, la distancia de su vivienda hasta la Comisaría (Comunidad Nina Rumi), ni su condición de extrema pobreza y falta de recursos para su desplazamiento.

Quinto obstáculo. Miércoles 23 de Set. Se presenta doña Gilda a pedir retiro de la denuncia. No va sola, acude en compañía del marido. Era de esperar que a 4 días de la agresión, en el marco del ciclo de la violencia y con la citación policial, el marido haya hecho todo lo posible por evitar someterse a la justicia, convenciendo a la pareja de que retire la denuncia. En la delegación policial, el Oficial que atendió a ambos cónyuges, no cumplió con la diligencia completa, entrevistando solamente a la agredida, obviando al agresor, bajo el supuesto de que ya no era necesario, dado el retiro de la denuncia de la mujer. Denotando desinterés por conocer las posibles presiones a la que podría haber sido sometida doña Gilda para el retiro de esta denuncia y del famoso ciclo de la violencia. Desconociendo además el delito que significaba la tentativa de homicidio a la mujer y a su menor hijo y la propia condición de violencia familiar, tipificada como delito desde hace más de un año en nuestro país.

Finalmente, doña Gilda no quiere volver a la Comisaría, ni al médico legista. Sólo quiere volver a su casa. El marido le \"ha prometido que no la golpeará más\", aunque sabe en el fondo que eso es difícil que ocurra, pues es una promesa que se ha repetido durante 20 años y le sigue temiendo. Pero, por lo menos ahora podrá asistir a laborar en la chacra comunal con sus compañeras “punchis”, pues negoció con el marido el retiro de la denuncia a cambio que pueda salir a trabajar en la chacra comunal.

A pesar de todo este escenario, que ya no nos debe extrañar, de la inoperancia e insensibilidad de nuestros operarios de justicia, lo nuevo ha sido la reacción colectiva en la comunidad de Nina Rumi. Habiéndose realizado esta tarde una asamblea con la asistencia de casi 30 comuneros, entre varones y mujeres, entre dirigentes y representantes de los comités de gestión del pueblo. Todos y todas con la misma preocupación, con la misma angustia, sancionando la conducta del vecino y poniéndose de acuerdo sobre mecanismos para generar vigilancia no sólo sobre la salud y la vida de doña Gilda, sino para no permitir mayor agresión a ningún morador o moradora en el pueblo, habiendo acordado tener un pito por cada vivienda, que será utilizado cuando ocurra un caso de violencia familiar o maltrato infantil, para efectos de movilizar a todo el pueblo y detención inmediata del agresor.

Ha servido además para que se reconozcan entre dirigentes y moradores, se identifiquen, manifiesten sus dificultades, busquen generar mecanismos de coordinación entre los diferentes comités de gestión. Las mujeres \"punchis\" que participan en el proyecto de chacras integrales se identificaron hoy como un nuevo comité y fueron reconocidas como una fuerza viva más que trabajará en defensa de sus compañeras y del desarrollo del pueblo.

Quizás sea ésta la mejor experiencia que podamos recoger de un acontecimiento que pudo terminar en la muerte de una compañera nuestra, moradora de la Comunidad de Nina Rumi, pero lo importante es que esta reacción fue posible a partir de procesos de sensibilización y fortalecimiento en el ejercicio de derechos fundamentales en las mujeres y que ahora extenderemos en nuevas jornadas con sus parejas.

PERCEPCIÓN DESDE LOS ACTORES EN LA COMUNIDAD NINA RUMI

San Juan Bautista. 23 Set. 4:00 pm. Asamblea en la Comunidad de Nina Rumi. Lo nuevo de este proceso, es que no necesitó convocatoria expresa, ni mucho menos escrita. Se dio como respuesta casi natural frente a un fenómeno que convulsionó a todo el pueblo y que hoy, luego de procesos de sensibilización con las mujeres y sus parejas a través de ellas, provocaba reacción. Aquí el reporte sobre la percepción de moradores de Nina Rumi, que tuvo como observadores a nuestros compañeros Olga Isuiza Mozombite, Jesús Donayre Caicedo y Alden Fachin (Facilitadores del Proyecto Punchi Warmi y de la DEMUNA de la Municipalidad Distrital San Juan Bautista, respectivamente).

Participaron en la asamblea: Mujeres beneficiarias del Proyecto Punchi Warmi, Don Wilder Torres Noriega, Teniente Gobernador; Don Rafael Villanueva Correa, Agente Municipal y 4 miembros de la Defensoría Comunitaria, coordinado por Don Marcos Pinchi Martínez.

Se inició la reunión haciéndose un recuento de los hechos de violencia suscitados en la comunidad en contra de la señora Gilda por parte de su pareja. Ante la pregunta: ¿De qué manera ustedes responden ante un hecho de violencia familiar?. Doña Flor de María Do Santos, manifiesta que si ellos quisieran defender a una persona que está siendo víctima de agresión, ellas corren riesgo de ser agredidas también. Mencionó que el marido de doña Gilda las amenaza y ellas temen por su seguridad. Que no es la primera vez que ésta es agredida por el marido, que el caso de Gilda es de mucho riesgo y agrega “…cuando sucede algo, ¿a dónde vamos a acudir pues?” … “si denunciamos y nadie nos hace caso”... “Denunciamos y luego nadie hace nada… la verdad, es que no hay justicia”.

A su turno Alden Fachín (facilitador), señaló, “lo que vemos en Nina Rumi es que no hay coordinación entre las autoridades, el teniente gobernador por su lado, el agente por su lado, el otro por su lado. Doña Flor de María Do Santos, pide la palabra y agrega “…Yo veo una necesidad grande de la unión vecinal... Por eso, cuando sucede algo, nadie quiere salvar a nadie”.

Doña Lidia Altamirano, recordó que el día que ocurrió lo de doña Gilda, participaron gran cantidad de vecinas y vecinos, escucharon los gritos y al instante salieron a ayudarla para llamar a la policía. Es importante anotar la participación aunque todavía poco organizada de los vecinos y vecinas, de la solidaridad que mostraron con su compañera y resaltar que cuando se unen no tienen miedo de los agresores. Son más fuertes, se sienten más en confianza, más seguras.

Alden Fachín, preguntó a los asistentes “¿Dónde debemos acudir en caso de violencia?”. Doña Betty Chávez, respondió “… No se puede acudir donde el agente municipal, aún no asume su cargo”. Se realiza entonces un pedido de parte de los y las asistentes, es necesario fortalecer la organización en el pueblo, se debe realizar una reunión ampliada para presentar a las nuevas autoridades de la comunidad y los miembros de todas las organizaciones sociales de base de la comunidad, como el nuevo Agente Municipal, el Teniente Gobernador, el Comité de Gestión de la Explanada Turística, el Comité de Gestión de Chacras Integrales y crianza de cuyes, el Comité de Seguridad Ciudadana, los Comités de Vaso de Leche, entre otros; para que todos los conozcan y sepan a dónde acudir en caso ocurra un nueva emergencia. El compromiso de los facilitadores de la MDSJB será coordinar con la Sub Gerencia de Desarrollo Social de la Municipalidad, para apoyar a la población a llevar adelante esta magna asamblea.

Durante la reunión también se hizo referencia de una bodega en el que se expende licores. Las vecinas y vecinos afirman que los que van a consumir cometen actos contra el pudor, al salir a la calle, miccionan delante de los niños, las niñas y de los vecinos, además de las peleas dentro y fuera del local, “…cuando salen de allá, borrachos salen a pegar a sus mujeres” nos dicen.

Finalmente, se propuso la implementación del uso de pitos por cada vivienda para generar alarma y llamar a los vecinos y autoridades de la comunidad en caso de violencia familiar u otro tipo de emergencia, “…cuando escuchemos que le están pegando a alguien, saldremos con nuestros pitos y soplaremos fuerte, para que todos escuchen y vayan a ayudar”. La reunión concluyó con la firma y acuerdo de todos los presentes.

Demás está decir, que desde nuestra atenta mirada vigilante, damos cuenta de la incidencia permanente a favor de la defensa de derechos en mujeres y varones y que hoy muestra resultados en la posibilidad de organización comunal frente a la violencia familiar y otros fenómenos. Ni un caso más de feminicidio en nuestra región. Por la defensa irrestricta de los derechos humanos y el sueño de un mundo diferente, con justicia social para todos y todas.


____________
(1) Comunidad Nina Rumi. Comunidad rural del distrito San Juan Bautista ubicada al sur de Iquitos. Cuyo principal atractivo son sus playas ubicadas en la ribera del Río Nanay, margen derecha, zona turística por excelencia y muy visitada por lugareños y foráneos. (Provincia Maynas, Loreto. Perú.
(2) Coordinadora del Proyecto Punchi Warmi (Fuerza Mujer). Fortaleciendo capacidades para el ejercicio de ciudadanía en mujeres de organizaciones sociales de base del distrito San Juan Bautista. 2008-2010, ejecutado por la Municipalidad Distrital San Juan Bautista.

Se ha producido un error en este gadget.

AVISO

Estimados usuarios, en este espacio se difunde pensamiento jurídico a través de nuestros artículos en forma totalmente gratuita y sin restricciones, se comenta, se discute y se aclara el contenido de nuestros artículos, más no se absuelve ningún tipo de consultas particulares, si desean acceder a nuestro servicio de asesoría jurídica privada, por favor contactarse con el correo electrónico del Weblog o con el Estudio Jurídico signado como Enlace, nos disculpamos por las molestias ocasionadas, muchas gracias.

El Coordinador.



Artículos más visitados de la semana: